domingo, 20 de septiembre de 2015

Vajillas


Cuando se rompe una pieza de una vajilla,
aunque la reconstruyas amorosamente,
su valor desciende a la mitad.
Hay vajillas que valen un millón
y las hay que valen cien.
Siempre es preferible medio millón a cien.
Pero no hay vajillas que permanezcan enteras. 
Sobretodo si las usas. 
No hay nada mas patetico que una vajilla sin usar. 
Aunque valga un millón y este entera.Àlvar Ardévol

No hay comentarios: